Radiología para la detección de covid

 

 

Cómo aporta la radiología para la detección de covid

La pandemia causada por coronavirus ha derivado en nuevos desafíos en la manera que la radiología apoya el trabajo clínico y presta servicios oportunos.

La emergencia de esta nueva pandemia obliga a definir el rol que ejerce la imagenología en el manejo de pacientes. Principalmente con sospecha o confirmación de COVID-19. El diagnóstico inicial es importante además, considerar los resultados del test de laboratorio para confirmar la enfermedad. Esto es reacción en cadena de polimerasa con transcriptasa reversa (RT-PCR). Además, cuenta con una sensibilidad diagnóstica moderada, demora de hasta 4 días. Con esto existe una latencia variable en la entrega del resultado.

Al inicio de la pandemia, sociedades radiológicas como el Colegio Americano de Radiología, demostraron su preocupación por el aumento de estudios de imágenes realizados. Esto era por el incremento de pacientes con sospecha o confirmación de COVID-19. Los estudios que se realizaban eran radiografía de tórax (RxT) y tomografía computada de tórax (TC). Entonces, se determinó que no son exámenes recomendados como métodos de screening ni confirmación de la enfermedad. Lo anterior con un énfasis en evitar la exposición innecesaria del personal de salud durante la obtención de estos estudios.

Este enfoque, sin embargo, ha sido posteriormente reinterpretado por la Sociedad Fleischner. A través de un consenso publicado con fecha 7 de abril argumenta lo siguiente. Dado que existen significativas diferencias en la cantidad de recursos y prevalencia de enfermedad entre los distintos sistemas de salud del mundo. Se genera un rol potencial para el uso de RxT y TC en los algoritmos de manejo. En particular en tres escenarios clínicos posibles, que consideran además la severidad de los síntomas clínicos.

 

Estudio clínico

El primer escenario consiste en un paciente que se presenta con síntomas respiratorios leves. Esto es con cualquier probabilidad pre-test de infección y en un ambiente sin limitaciones de recursos. El segundo escenario contempla un paciente con síntomas respiratorios moderados a severos. Independiente de la probabilidad pre-test de infección por COVID-19 y sin limitaciones de recursos críticos. El último escenario planteado consiste en un paciente con las mismas características que el segundo. Pero en este caso, en un ambiente con alta carga de enfermedad comunitaria y con limitaciones críticas de recursos.

La Sociedad Fleischner recomienda en este contexto el uso de RxT y/o TC en lo siguiente:

1) Casos confirmados con COVID-19 que sufren descompensación clínica. 

2) Pacientes con síntomas respiratorios moderados o severos en los que se sospecha la enfermedad.

3) En un sistema con recursos limitados y una alta probabilidad pre-test de COVID-19.

 

Por otro lado, desaconsejan su uso en pacientes que se presentan con síntomas respiratorios leves. A excepción de quienes estén en riesgo de progresión de enfermedad.

La actual pandemia por SARS-CoV-2 ha llevado a reorganizar la forma en que los servicios y departamentos académicos de radiología realizan su labor. No solo aportando en el diagnóstico y manejo de estos casos. Sino también promoviendo un ambiente seguro para los otros pacientes y el grupo de trabajo radiológico. Además, reestructurando la forma de hacer docencia y las líneas de investigación al nuevo escenario. 

Las radiografías de tórax realizadas en adultos jóvenes y de mediana edad con covid-19. Cuando llegan a urgencias pueden ayudar a los médicos a predecir quién tiene un mayor riesgo de enfermedad grave e intubación. Informaron los investigadores del Mount Sinai en el primer estudio de este tipo, que publica la revista ‘Radiology’.

 

Radiología para la detección de covid: Radiografías de tórax

 

Usando un algoritmo de inteligencia artificial, se ha desarrollado un modelo que reconoce una infección por coronavirus. Esto con hasta un 97 % de precisión en radiografías torácicas.

Los estudiantes Flavio Grillo y Javier Balbás del último curso de Ingeniería de la Universidad Europea de Madrid han creado un modelo. Basado en la inteligencia artificial, que permite detectar la infección por COVID-19 a través de una radiografía de tórax.

Su investigación parte de la idea de que la imagen radiológica ayuda a diferenciar con gran precisión una neumonía provocada por coronavirus de otra causada por patógenos diferentes. 

Esta herramienta puede dar la voz de alarma y ayudar al personal sanitario que no tenga a su disposición PCR o test rápidos. Incluso a quien dude sobre la primera impresión clínica de un paciente con neumonía.

El modelo se ha entrenado con cuatro tipos de radiografías de pacientes. Neumonía por coronavirus, otra distinta vírica o bacteriana, con ambos pulmones sanos y con las imágenes fallidas. Cuando se ponía a prueba, el índice de precisión alcanzaba el 97,9 %.

 

“Sirve para dar la voz de alarma y ayudar al personal sanitario que no tenga a su disposición las PCR o test rápidos de detección del coronavirus. O bien dude sobre la primera impresión clínica de un paciente con neumonía”.

 

Recuerda que la Prepa IRNE es la única escuela de educación media superior en el noroeste de México que cuenta con la especialidad en Radiología.

Síguenos en Facebook para más información.

¿Qué exactitud tienen las imágenes de tórax para el diagnóstico de covid-19?

Los médicos pueden utilizar las imágenes de tórax para diagnosticar a las personas que tienen síntomas de covid-19 mientras esperan los resultados de la RT-PCR, o cuando los resultados de la RT-PCR son negativos y la persona tiene síntomas de covid-19.

¿Para qué sirven las radiografías de tórax?

Para ayudar al personal sanitario que no tenga las pruebas PCR o test rápidos de detección del coronavirus.